¿Como se administra el tratamiento?

5.0-ComoAdminstra-01El tratamiento consiste en la realización de unas sesiones de estimulación de 30 minutos de duración cada una. Durante la sesión, el paciente permanece en todo momento cómodamente sentado, frente una pantalla o espejo. Se le aplicarán unos electrodos de un tamaño de 7x5 cm sobre el cuero cabelludo, sujetos por un casco, mientras se verá reflejado en una pantalla realizando actividades físicas. El procedimiento no produce ningún dolor. En general los pacientes refieren un ligero cosquilleo, calor o ligero picor, bajo los electrodos durante el tiempo que dura la sesión de estimulación. Esta sensación desaparece al acabar la sesión.

Los efectos analgésicos de la tDCS son acumulativos, es decir, la repetición de varias sesiones de tDCS en días consecutivos genera un mayor efecto en el dolor que una sola aplicación.

Los efectos moduladores de la tDCS pueden ser de larga duración. Sin embargo, ese efecto no es permanente y se ha observado entre individuos una alta variabilidad en la duración del alivio del dolor. Para mantener los beneficios del tratamiento a largo plazo sobre el dolor crónico, debe repetirse el tratamiento de tDCS. Sin embargo, algunos pacientes se benefician de la técnica durante un periodo de tiempo largo (uno o dos meses), ya que la intensidad de dolor después de las sesiones puede no regresar al nivel previo al tratamiento. En el caso de otros pacientes, el ir realizando una sesión semanal o mensual ayuda a mantener los beneficios de la técnica.

Aplicar varias veces el tratamiento de estimulación tDCS no da lugar a una “desensibilización” (el efecto observado en ciertos tipos de medicación analgésica como, por ejemplo, los opiáceos, en los que puede disminuir el efecto analgésico con el uso repetido), lo que indica el potencial de la tDCS para su empleo a largo plazo repetido.