Estratégias Terapéuticas

Pretenden mejorar la función de aspectos concretos de la deglución que están en parte bajo control voluntario. Requieren capacidad de aprendizaje y colaboración por parte del paciente, en la práctica esto excluirá una proporción significativa de pacientes con disfagia neurógena. Incluyen las maniobras deglutorias y ejercicios de control motor.

Maniobras deglutorias

Su objetivo es mejorar la eficacia y seguridad de la deglución mediante el control voluntario sobre determinados aspectos de la deglución. Estas maniobras exigen capacidad de seguir instrucciones secuenciadas y de realizar un esfuerzo muscular (lo cual excluirá muchos pacientes con disfagia de etiología neurógena). Pueden utilizarse durante la deglución, pero al mismo tiempo permiten ejercitar la musculatura deglutoria, con lo cual son un buen ejercicio muscular.

Ejercicios de control motor

Estos ejercicios pretenden mejorar la fuerza y la movilidad de las estructuras implicadas en la deglución (labios, musculatura masticatoria, musculatura del suelo de la boca, lengua, velo palatino, laringe y cierre glótico).