Exploración Clínica

La exploración clínica de la deglución incluye la elaboración de la historia médica (con lo que se pretende identificar los signos clínicos de disfagia), el examen físico de la anatomía oral y función orofaríngea y una evaluación observacional de la función deglutoria.

En la exploración funcional de las estructuras que intervienen en la deglución, se valorará su tono en reposo, fuerza, resistencia y grado de movilidad. Si no existe contraindicación finalizaremos con la exploración con alimentos, evaluándose diversas viscosidades (líquido, néctar y pudin) con bolos de volumen creciente. En cada deglución se valorarán los siguientes parámetros: habilidad para mantener el bolo dentro de la boca, masticación y manipulación de los alimentos (se verá mejor con la viscosidad pudin o alimentos sólidos), ascenso laríngeo, regurgitación nasal o traqueal, calidad de la voz (aparición de voz húmeda después de la deglución.), aparición de tos post-deglución y existencia de residuo en la cavidad oral.

En muchos casos a partir de esta exploración se podrán introducir las estrategias de tratamiento adecuadas al paciente y en el resto solicitar las exploraciones complementarias precisas.

    sopa disfagia