Preguntas más frecuentes

  • ¿Quién puede beneficiarse de la Clínica de la Memoria?

    Personas que han sufrido un ictus, un traumatismo craneoencefálico, que han sido intervenidos de un tumor cerebral, los que han sufrido una parada cardiorrespiratoria, una infección como la encefalitis, meningitis y que presentan dificultades de atención, memoria, lenguaje, funciones ejecutivas o alteraciones de conducta o emocionales.

    También aquellas personas que, debido al envejecimiento normal, tienen mayor dificultad en recordar hechos cotidianos, en organizarse, en seguir una conversación … y especialmente en los casos en que estas alteraciones revisten una mayor gravedad, pudiéndose tratar de un deterioro cognitivo leve o de una demencia.

  • ¿Qué programas se ofrecen en la Clínica de la Memoria?

    La Clínica de la Memoria está especializada en el diagnóstico y tratamiento de la memoria y otras funciones neuropsicológicas, consecuencia de enfermedades y procesos degenerativos así como por lesiones cerebrales tales como ictus, traumatismo craneoencefálico, anoxias, tumores y otros.

    La labor del neuropsicólogo se centra en la evaluación diagnóstica a fin de detectar las consecuencias de la lesión cerebral para establecer un plan terapéutico personalizado teniendo en cuenta tanto las funciones alteradas como los aspectos preservados.

    La intervención neuropsicológica está dirigida tanto al paciente como a la familia, informando, orientando, educando en las consecuencias del daño cerebral, proporcionando pautas para el manejo de las alteraciones que el paciente puede presentar, e intervención psicoterapéutica, en los casos que lo precisen.

  • ¿Cuáles son las alteraciones cognitivas más frecuentes?

    - Problemas de atención / concentración
    - Problemas de memoria
    - Alteraciones de la comunicación
    - Dificultades en la resolución de problemas
    - Lentitud en la velocidad de procesamiento de la información
    - Dificultad para comprender conceptos abstractos
    - Dificultad para hacer nuevos aprendizajes
  • ¿Qué cambios conductuales pueden ocurrir después de una lesión cerebral y en los procesos neurodegenerativos?

    - Problemas en las habilidades sociales
    - Dificultad para relacionarse con los demás
    - Egocentrismo
    - Dificultad en controlar las emociones
    - Aumento de la irritabilidad y frustración
    - Conducta inapropiada y en ocasiones agresiva
    - Cambios repentinos de humor
    - Depresión
    - Ansiedad

  • ¿Qué técnicas de rehabilitación neuropsicológicas son más útiles en el tratamiento del daño cerebral?

    Según la fase en la que se encuentre el paciente, dependiendo de su nivel de conciencia, de las alteraciones neuropsicológicas que presente, del grado de afectación, de la causa de sus déficits o del tiempo transcurrido desde la lesión, se realizará un tipo de intervención u otro, siempre dirigido a unos objetivos determinados.

  • ¿Es útil la estimulación cognitiva en envejecimiento y demencias?

    Sí. La base científica de la estimulación cognitiva en estos casos se centra en la capacidad plástica del cerebro, entendiendo por neuroplasticidad la propiedad intrínseca del sistema nervioso central que tenemos a lo largo de nuestra vida y que nos permite adaptarnos a las demandas del entorno. En este sentido, la estimulación cognitiva ejercita las funciones neuropsicológicas necesarias para mejorar el rendimiento funcional, incrementado la autonomía personal en las actividades de la vida diaria.

  • La Rehabilitación neuropsicológica y la estimulación cognitiva. ¿Es lo mismo?

    No, aunque ambas inciden en las funciones neuropsicológicas, la rehabilitación neuropsicológica está indicada para personas que han sufrido una lesión cerebral y en los que se espera una recuperación, en mayor  o menor grado, de las funciones alteradas. En cambio, en la demencia y otros procesos degenerativos, se aplicaría técnicas de estimulación cognitiva con el objetivo de mantener y enlentecer el deterioro evolutivo propio de la enfermedad.