Tratamiento Quirúrgico

La prevención y la corrección son las primeras medidas a tomar. Se pueden usar fármacos para inhibir o disminuir la hipertonía Entre ellos esta el uso de la toxina botulínica, indicada en pacientes afectos de espasticidad focal no estructurada secundaria a TCE, AVC, esclerosis múltiple, lesionados medulares y PCI. Movilizaciones pasivas y activas de las extremidades. Se pueden usar ortesis, férulas o yesos cuyo objetivo ha de ser:

  • permitir al paciente un beneficio funcional
  • personalizadas
  • mantener la posición
  • evitar las recidivas

El tratamiento quirúrgico se practica:

  • Cuando la deformidad es irreductible
  • Se manifiesta en la deambulación
  • No se reduce con férulas
  • Entonces se plantea el tratamiento quirúrgico

La valoración preoperatoria ha de tener en cuenta:

  • El estado del paciente
  • La funcionalidad del pie
  • Ausencia de úlceras por presión
  • La deambulación del paciente.
  • Si las desviaciones son estáticas o dinámicas

Indicaciones de la cirugía:

  • Fracaso de la rehabilitación y se han agotado todos sus recursos para corregir la actitud viciosa.
  • Se consigue abreviar, simplificar o facilitar la reeducación.
  • Hay una justificación de orden psicológico, estético o simplemente de tipo higiénico, aunque el resultado funcional sea mediocre o nulo.