Cirugía de la Espasticidad

El tratamiento quirúrgico de las espasticidad es un tema controvertido, ofreciendo opciones que van desde los que indican una actuación conservadora a ultranza, dejando tan solo la cirugía a los casos catastróficos con deformidades estructuradas, hasta los que indican la cirugía de modo precoz cuando la estabilización neurológica todavía no se ha alcanzado.

Hay diferentes variables a la hora de contemplar el tratamiento: la edad, la gravedad, la estabilización de la lesión neurológica, grado de deformidad, el control neuromuscular voluntario y la capacidad cognitiva. 

En la indicación del tratamiento quirúrgico nos planteamos:

  • ¿Cuándo esta indicada la cirugía?
  • ¿Que objetivos pretendemos alcanzar?
  • ¿Cómo lo conseguiremos?
  • ¿Cuando?

                           5.0-Espasticidad-01      5.0-Espasticidad-02


Ha de ser una decisión consensuada entre los distintos miembros del equipo asistencial y la planteamos:

  • Siempre que sea posible, la lesión neurológica ha de estar estabilizada.
  • Cuando están agotados los recursos medio rehabilitadores (fisioterapia, dispositivos ortopédicos, medicación, toxina botulínica, colocación de bomba de baclofeno).
  • Cuando interfiera en las actividades de la vida diaria, las deformidades impiden la función, dificulten la higiene o generen un importante trastorno estético.

OBJETIVO: Recuperar o adquirir el mas alto nivel funcional e independencia posible y corregir las deformidades.

  • Paciente potencialmente funcional: perseguir la deambulación lo mas independiente posible y la capacidad prensil de la mano
  • Paciente sin capacidad funcional: facilitar los cuidados, el aseo y la imagen.

¿CÓMO?:

  • Acciones medico – rehabilitadoras: fisioterapia, dispositivos ortopédicos, medicación, toxina botulínica.
  • Cirugía.